Crónica

Mineduc presenta estrategia de bienestar y convivencia

El retorno a clases presenciales, luego de dos años en que las y los
estudiantes no estuvieron vinculados comunitariamente, se ha convertido en un desafío para
muchas comunidades educativas, el cual se ha expresado de diversas formas, incluidos hechos
de violencia.
Para abordar esta situación, el Ministerio de Educación anunció una “Estrategia de Bienestar y
Convivencia”, un conjunto de medidas de corto y mediano plazo que buscan aportar al cuidado
y el reencuentro de las familias, niños, niñas y adolescentes, en este retorno a las aulas.
El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, señaló que esta estrategia considera la entrega
de recursos pedagógicos para apoyar a las comunidades educativas, acciones de intervención
directa para apoyar a los establecimientos educacionales con casos críticos y la creación de un
Consejo Asesor para la Convivencia y la No Violencia, que reúne a 13 expertos en salud mental,
bienestar y convivencia, quienes estarán encargados de orientar políticas públicas a corto y
largo plazo en esta materia.
El ministro de Educación, quien encabezó la primera sesión del consejo asesor este 4 de abril,
manifestó que “es fundamental entender el problema de la convivencia escolar y la salud
mental de manera educativa. No resolveremos nada si incorporamos solo elementos
sancionatorios o si nos fijamos únicamente en aquello que dicen los distintos protocolos”.
El ministro Ávila explicó que una de las medidas que han surgido desde el Mineduc para apoyar
a las comunidades es la flexibilización de la Jornada Escolar Completa (JEC), que permite a los
establecimientos que lo soliciten atender mejor a sus dificultades de convivencia o de
infraestructura, entre otras. “Ahí tenemos una deuda muy grande, porque en los meses
anteriores al retorno presencial no fueron previstas las complejidades que iban a tener los
establecimientos que no tenían casino o que no tenían el espacio de la infraestructura para que
todos sus estudiantes volvieran”.
Verónica López, directora del Centro de Investigación para la Educación Inclusiva, académica de
la Universidad Católica de Valparaíso e integrante del Consejo Asesor, explicó que “hay mucha
capacidad instalada en los establecimientos para abordar el tema, tenemos normativas que
permiten mejorar la respuesta educativa que están teniendo las comunidades. Para eso nos
preguntamos -y eso es lo que vamos a empezar a hablar en este Consejo- si es necesario
realizar cambios a nivel estructural del sistema educativo; y para eso obviamente hay un
tiempo que es más corto, más inmediato, otro que es de mediano y largo plazo”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba