Crónica

Día del Patrimonio: Diez años de conmemoración sin el Teatro Municipal reconstruido (Opinión)

No soy nacido en Iquique, más bien orgulloso de ser tocopillano, pero inevitablemente y por esos azares del destino, gran parte de mi vida he estado ligado a Iquique, incluso tengo dos hijos nacidos en este terruño.

En mis pasos por la ciudad, he tenido muchas historias que me han marcado, una de ellas el incendio del restaurant que se ubicaba al lado del Teatro Municipal, recuerdo que todos temíamos que se destruyera este gran edificio.

Otra historia también ligada al teatro, fue cuando me tocó trabajar para el Colegio de Periodistas, que por allá por el año 1995 o 1996, trajo la obra, La Reina Isabel cantaba Rancheras. Fue en esta aventura que me tocó estar varios días en este majestuoso edificio.

Tras 16 años fuera de Iquique, volví en el 2014, en esos días con dos hijos, uno de ellos nacido en Iquique, deseaba llevarlos a ver el teatro, pero me encontré con un edificio prácticamente en ruinas, fue así como preguntando, me enteré de la historia de ineptitud y abandono de este símbolo de Iquique.

El monumento nacional cerró sus puertas en mayo de 2007 debido a los daños provocados por el terremoto de 2005. Este edificio, administrado por la Municipalidad de Iquique, ha visto como uno tras otro los anuncios de su reconstrucción se han perdido entre cajones, falsas promesas e ineficientes proyectos presentados por el municipio o por entidades de gobierno de todas las tendencias políticas.

Hoy cuando se celebra el Día del Patrimonio en todo Chile -fecha instaurada en el año 2000- el monumento histórico cerró sus puertas de manera simbólica en lo que esperemos que sea así, será el definitivo comienzo de su renacer.

Historia
La construcción del Teatro Municipal de Iquique data de 1879, pero no fue hasta 1890 que se inauguró oficialmente, su estilo constructivo es neoclásico, según los planos de los arquitectos Bliederhauser de Valparaíso.
El Teatro Municipal es uno de los símbolos no sólo del esplendor de la época salitrera en la región, sino que uno de los símbolos de Iquique y postal obligada para los miles de visitantes y turistas que llegan a la ciudad.
Es en este último punto donde hay que poner atención, dado que Iquique y los iquiqueños se vanaglorian de su potencial turístico, pero la preocupación, como en este caso, se nota nula.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba